Guillermo & Mariano – The Pleasure Of Sleeping

This and all episodes of this podcast are available to study as a lesson on LingQ. Try it here.

Buen día, Mariano.

¿Cómo estás?

¿Cómo te levantaste hoy?

¿Cómo te va?

Me levanté más ó menos, te digo, por que dormí mucho.

¿Dormiste mucho?

Pero mu… no, pero mucho… mucho, mucho.

Me levanté a la una del medio día.

¿Y a qué hora te acostaste?

Y me acosté a las doce de la noche.

Yo a veces no tengo motivos para dormir tanto, pero me encanta dormir, y… y hoy me dormí todo… a mí me pasa algo, por ejemplo, que es lo siguiente: hasta las nueve de la mañana, yo estoy completamente dormido y no me doy cuenta de nada, ¿no?

como cualquier persona.

A partir de las nueve, es como que me despierto un poquito y empiezo a dormir disfrutando, es como que dormito, estoy dormitando.

Hoy desde las nueve, empecé a disfrutar de dormir y… y no me podía levantar, no me… no me podía levantar, te juro, estaba atornillado a la cama… no sé si le pasa a mucha gente, pero yo encontré un artículo que realmente describe el placer de dormir, y yo coincido… en la forma de ver… el placer de dormir que tiene este… este escritor que se llama Alan Pauls y… que escribe un artículo sobre dormir que es increíble.

Guille, ¿a vos te gusta dormir, ó solamente dormís para descansar un poquito?

Mira, a mí me basta con dormir siete, ocho horas.

La verdad que, si uno duerme bien esa cantidad de horas, yo creo que después se siente bien durante el resto del día, ¿no?

diferente cuando tenés insomnio, ó cuando dormís preocupado por algo y te despertás a cada rato, te sentís mal, ahí sí es probable que pasen diez horas en la cama y no estés bien descansado.

Yo particularmente con ocho horas durmiéndolas bien estoy bárbaro como para afrontar el resto del día.

Pero me quedé pensando en lo que me comentabas, ¿cómo hacés para dormir trece horas?

Realmente me parece que… vos venís, ó muy cansado, ó muy estresado, la realidad es que no lo entiendo, yo no me podría pasar trece horas… yo no me podría pasar trece horas en una cama.

No, no te creas que duermo trece horas todos los días, hoy fue eso, fue solamente hoy, pero por lo general, yo no me siento bien si no duermo mínimo de diez horas.

¿Diez horas… y eso para… para sentirte bien?

Diez horas.

Si, casi nunca duermo diez horas, por que yo también tengo que trabajar, pero si vos me preguntás lo que yo necesito… diez horas, para estar descansado, pero aparte disfruto de dormir, no es que duermo meramente para descansar.

Si fuera por eso, dormiría seis, ocho horas, pero a partir de la octava hora empiezo a disfrutar de dormir, es como… es como quien le gusta comer, hay gente que le gusta comer solamente para alimentarse, y hay gente que realmente disfruta de comer, y se come todo, ¿no?

bueno, yo me duermo todo.

Por ejemplo hoy, que dormiste hasta la una del mediodía, puedes decir que eso, alrededor de las nueve de la mañana hasta el mediodía, ¿estabas consciente y perceptivo de que estabas dormido…

Si.

No…

… disfrutabas de eso, de estar… dormitando, digamos?

Claro.

Que no estaba completamente dormido, justamente tenía… la capacidad de darme cuenta que estaba dormitando y era muy placentero realmente.

El tema es que se… vos estarás pensando seguramente y mucha gente piensa que el dormilón es una persona vaga y lenta de espíritu, ¿no?

mientras que la persona que duerme poco es una persona con iniciativa, con mucha voluntad, y yo realmente no coincido con eso, mucha gente piensa eso, pero… como te dije antes, el… la persona que le gusta dormir… es como la persona que le gusta comer, ¿no?

no… no tiene nada que ver con el resto de su vida, ¿si?

no… no se puede juzgar a una persona por que le guste dormir mucho, mucha gente lo hace, se cree que soy un vago, yo no soy un vago, cuando duermo, duermo… ¿si?

cuando trabajo, trabajo seriamente, pero cuando duermo… duermo… al máximo, no sé cómo explicarte.

Claro. Yo particularmente si duermo más de ocho, nueve horas, me pasa que me siento cansado y con sueño en el resto del día, es como que de dormir tanto, el cuerpo por inercia sigue cansado ó… sigue dormido el resto del día… no sé si a vos que sos de dormir tanto te pasa eso.

Si, si, si me pasa, pero en el momento no puedo devaluar.

En el momento que estoy dormitando es lo que más vale en el mundo, y no… no, no puedo devaluar nada, las consecuencias yo sé cuáles son, pero no me importan en ese momento, después me arrepiento.

Yo disfruto de cosas que nadie… nadie le da importancia, como la suavidad de una costura, ¿no?

un pliegue milagroso de las sábanas, ¿no?

todos estos talismanes que en la oscuridad de la habitación sólo brillan para el durmiente, ¿me entendés?

Bueno, más ó menos, es como que vos llevás esto del sueño y del dormir a… a algo muy poético, ¿no?

ya muy filosófico te diría, ¿no?

Como dice Alan Pauls en… en este artículo: “la cama ya no será esa tumba impersonal en la que se desploman los cuerpos que ya no quieren saber más nada, sino un espacio intacto, expectante, cuya pulcritud sólo pide una cosa: que el durmiente lo abra, lo desgarre y, una vez adentro, vaya colonizándolo de a poco, a ciegas, entibiando algunas zonas, y dejando otras frescas, como en reserva, para el momento en que, cansado del calor de las regiones que ya conquistó, el durmiente decida mudar las partes abrasadas de su cuerpo a un mundo más nuevo y refrescante.” Eso para mí describe pero… perfecto lo que yo siento… a la madrugada ó… ó también a partir de las nueve de la mañana, que te despertás con calor debajo de la frazada, y descubrís partes frescas, y empezás a mover las piernas, a mover los brazos, disfrutando de todas las zonas frescas que se acumularon durante la noche en la cama.

O es muy probable que este… poeta ó escritor sea muy haragán, muy perezoso por como lo describe…

Seguro.

Es muy probable que esté durmiendo ahora, ¿no?

Seguro. Yo creo que es como yo, ó más perezoso que yo todavía, le gusta mucho dormir.

Sólo una persona que… que disfruta el dormir puede describir esta actividad del dormir con tanta precisión y con tanta sensibilidad, me parece, ¿no?

Ahora, convengamos en algo, en el momento que más disfrutás, ó esta persona… este escritor, disfruta del… del dormir, es el momento donde está consciente, donde no está dormido, donde comienza a despertarse, y… y empieza a valorar el lugar donde… donde está ubicado, ¿no?

Claro. … yo creo que no es en… en el sueño en sí, sino es en el… entre el despertar y en que uno se levanta, donde uno está un poco consciente de que está dormido…

Estás dormitando.

… y a la vez, claro, está despierto.

Exacto.

Y viste que a los niños no les gusta irse a dormir.

Cuando yo era chiquito e iba a la escuela, mi madre me mandaba a dormir, a mi… a mi no me gustaba, me mandaba a dormir muy temprano, ¿pero qué pasa?

después descubrí el placer.

Y Alan Pauls en este artículo lo describe perfecto en el siguiente fragmento, escuchá: “pero basta presenciar el momento sublime en que los niños descubren, ó la irresistible temperatura de la cama, ó la textura peculiar de una costura, una sábana, un pliegue milagroso, cualquiera de esos talismanes que en la oscuridad de la habitación sólo brillan para el durmiente, que la cama que les parecía un cadalso se ha convertido en el reino más amigable, delicioso y privado de todos, para entrever que otras experiencias menos ligadas a la burocracia de la existencia que a su goce, puede… puede depararnos el acto de cerrar los ojos cuando se lo piensa y ejecuta como un arte”, ¿no?

y dice: “para eso, hace falta cambiar de perspectiva: pasar del modelo animal (instinto/satisfacción) al modelo humano (deseo/placer).

Así, dormir ya no será un simple término, el límite que soluciona un estado negativo intolerable (el cansancio) sino una experiencia en sí, el lugar de una afirmación expansiva tan sensible a matices y alternativas como el ejercicio creativo de la sexualidad y – oh, alivio – a la vez, mucho menos exigente”.

¿Qué te parece?

Es realmente increíble, ¿no?

la manera en que describe ese momento este tipo, creo que tiene… gran capacidad y gran sensibilidad, o sea…

Es muy capaz para dormir.

Es muy capaz para dormir y es muy capaz de expresar, con alto grado de sensibilidad, lo que le está pasando en esos momentos.

Ahora, ¿vos sí lo sentís, ó solamente pensás que esto está bien?

Es decir, vos cuando lees esto, ¿te sentís identificado?

Yo me siento… yo no puedo creer… es la primera vez en mi vida que escucho que… alguien se ocupa de este tema que, aparentemente no es de importancia… se ocupa de este tema y lo… lo… lo toca de una manera muy sensible y que me llega a mi… yo me siento identificado, ¿a vos no te pasa nada de eso, solamente decís que está bien?

Mira, yo entiendo que a personas como vos que les gusta dormir mucho puedan… puedan entender y compartir e identificarse realmente con esto.

A mí me ha pasado alguna vez, pero no… no soy partidario de dormir tanto, pero puedo entenderlo, y entiendo tu alegría al encontrar este texto y… y saber que alguien…

Zzzz…

… bueno, te has quedado dormido, Mariano, la próxima seguimos.

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s