Rafael and Patricia – Sports

Want to study this episode as a lesson on LingQ? Give it a try!

Rafael and Patricia talk about sports and friendship. (Rafael y Patricia hablamos de deporte y amistad).

Hola, Patricia.

Hola, Rafael.

¿Cómo estás?

Bien, ¿y tú?

Bien.

Bárbara, la verdad.

¿Y por qué tan bien?

Estoy empezando a hacer deporte y me siento muy bien.

Qué bien.

¿Y qué deporte estás haciendo?

Mira, estoy saliendo a caminar todas las mañanas una hora antes de ir a trabajar, con lo cual el día me rinde mucho más, y después estoy yendo al club a hacer natación tres veces por semana.

Ah, bueno, entonces estás completa de deportes.

Si, y la verdad que se siente la diferencia.

Si, te… te… llegás al final del día menos cansada.

Mucho menos.

Y por ejemplo, la natación viste que es bárbara para la espalda, y la verdad que se siente.

Si, vos sabes que yo juego con los compañeros de la oficina, juego los viernes al squash, termino con unos dolores de espalda matadores…

¿Ah, si?

Si, si, después tengo que… que hacerme masaje con… con una crema desinflamante… Ah, pero… entonces… es todo lo contrario a…

Si, si.

… a mi experiencia.

El squash parece que es todo lo contrario a la natación.

Tendré que hacer… Si, te vendría bien, ¿eh?

… natación después del jugar al squash.

Claro, aunque vas a terminar bastante cansado.

Bueno, pero ¿cuánto rato de natación haces tú?

Yo nado entre media hora y cuarenta minutos.

Ah, bastante, bastante.

Si.

Si.

¿Sabes?

A mí nunca me gustó mucho nadar.

¿Ah, no?

No, le… le… le tenía miedo al agua de chico, por eso me gustan los deportes más… terrestres.

Ah, qué lástima.

Yo… a mi la verdad es que me… me encanta nadar.

Siempre me gustó desde chica.

Igualmente lo que me gustaría – claro, si no tuviera este miedo – sería bucear alguna vez.

Ah, yo, probé cuando era chica y es espectacular, la verdad.

¿Si?

Es divino.

¿Buceaste entre peces?

Si.

O sea, que yo ahora estoy planificando… ahora que se vienen las dos semanas de vacaciones de Julio, estoy planificando irme a… a Bariloche, en Argentina.

¡Ah, qué lindo!

Si, a… a esquiar.

Ah, ¿y con quién te vas?

Y mirá, todos los años me voy con un amigo, con Rodolfo, este… así que estoy planificando con él este año también irnos.

¿Y es un amigo de la infancia?

Si, si, nos conocemos de toda la vida con aquel… este… y bueno, ya… vamos todos los años a esquiar.

¿Ah, si?

¿Hace cuántos años van?

Por lo menos quince, por lo menos quince.

Ah, un montón.

Si, si, nos encanta, nos encanta esquiar, y…

¿Y aprendiste allá?

No, no, yo aprendí de… de chico, yo no sé si te había contado alguna vez que… de… de muy chico, hasta los cuatro, cinco años, vivía en Suiza, en… en Zurich…

Ah, no me digas.

Si, si, si, vivía allá desde… de chiquito, y allá aprendí, y bueno, este… Rodolfo vivía allá también en Suiza.

¡Ah!

Si, si, si.

su… o sea… por que… los padres de Rodolfo… eran primos lejanos de mis padres.

Ah, o sea que son medio familiar…

Si, si, si, somos casi familia, pero bueno, somos más amigos que otra cosa, ¿no?

Pero decime, ¿vos naciste en Suiza?

No, no.

Yo nací acá en Uruguay y… antes de cumplir el año, nos fuimos a vivir a… a Suiza.

Ah, ¿y Rodolfo nació allá?

Rodolfo nació allá, sí, claro, la familia de Rodolfo fue la que… la que de alguna manera invitó a la mía para…

Ah, claro, entiendo.

… para irse… para irnos allá a Suiza, ¿verdad?

Ajá.

Bueno, y Rodolfo se vino… se vino más ó menos cuando tenía ocho y… y… nosotros ya estábamos acá… ya nos habíamos devuelto… creo que fue cuando yo cumplí cinco.

Ah, y entonces después, como para recordar ese tiempo, empezaron a irse a esquiar a Bariloche.

Claro, claro… este… digamos, cuando la familia de Rodolfo vino para acá… un par de años después, empezaron a proponer eso, ¿no?

de irnos a esquiar las dos familias a Bariloche todos los años.

¡Qué bárbaro!

Una tradición preciosa, ¿no?

¿Siguen yendo en familia?

No, verás, ahora de más grande vamos él y yo, él va con su mujer y… y… bueno… yo voy con la mía… este… por que además, claro, los padres de… de… de… Rodolfo fallecieron hace unos años…

Ah, qué lástima.

… si, si… un accidente… este… y bueno, la verdad… no… no… no viene al caso.

Así que ahora van en familia, pero de una generación menos, digamos.

Si, claro, fijate que… que… la… la… ahora… este… justo… la… la… la esposa de Rodolfo ahora está embarazada.

¡Ah, qué lindo!

Si, imaginate que ahora… en cualquier momento, cuando tenga en la familia… en un par de años, vamos a enseñarle al hijo de… de Rodolfo a esquiar, ¿no?

Por supuesto, ¿y ustedes para cuándo?

No, no, nosotros falta todavía, todavía, no… no tenemos planes.

¿Y vos, para cuándo?

Bueno, a mí todavía me faltaría encontrar un padre para quedar embarazada, ¿no?

¿Y Alberto?

¿Dejaste con Alberto?

Si, con Alberto dejamos.

La convivencia no… no pudo.

¿No, no?

¿Si, en serio?

No me digas.

Si.

La verdad que si.

¿Y es definitivo?

Es definitivo.

Viste que la convivencia es complicada, ¿no?

Si, claro.

¿Y… y tu decisión en hacer deporte tiene que ver con eso, con… con… con dejar… con haber dejado con Alberto?

Bueno, sí, empecé a salir a caminar un poco para despejarme, ¿viste?

Y para no estar tanto tiempo en casa, que me traía recuerdos.

Si, claro.

Che, decime, y… ¿caminás y vas al club siempre antes de ir a trabajar?

No, al club estoy yendo de tardecita cuando salgo.

Ah, por que… ¿qué… qué horario que haces vos en el trabajo?

En el trabajo, de diez a cuatro.

De diez a cuatro, claro, tenés un horario bastante lindo como para hacer deporte.

Claro, entonces después voy al club, y tampoco salgo muy tarde, estoy yendo a las seis, más ó menos…

Claro, sí, sí, sí.

… este… y a las siete y media ya estoy en casa bañada y todo.

Y a esa hora me imagino que no debe de haber mucha gente en el club.

No, no.

La gente empieza a llegar más tarde…

Más tarde… claro, si.

… sobre todo, sobre las siete, cuando yo me estoy yendo.

Así que como que tenés la piscina sola para vos.

Prácticamente, la verdad es que está bárbaro.

¿Y qué haces?

¿Sola ó tenés algún profesor que te da alguna rutina ó algo de eso?

No, no, estoy haciendo natación libre.

Libre.

Sin profesores, si, si.

Este… tengo mi ritmo.

Claro.

Si, si.

Está bien, está bien, si, para desestresarse.

Es lo mejor.

Debe estar bueno, sí, yo lo voy a ver si le pierdo un poco mi miedo al agua, y empiezo a hacer un poco de natación, por que…

Está bueno, la verdad es que está bueno…

Ya te digo, entre… entre el trabajo de la oficina y el squash, mi cuerpo no está aguantando mucho, y además, imaginate… este… claro, jugamos los viernes al squash, y yo llego a casa y mi… y mi mujer me dice: “bueno, vamos a salir a bailar, a comer algo, a mover un poco el esqueleto…”

Claro.

Y… yo… no… no… estoy fuerte, estoy muy cansado, ¿viste?

Claro, los viernes al final son tremendos.

Si, claro, los viernes es el día que más me canso, imaginate.

Un ritmo de novela.

Si, bueno, pero bueno… este… que va a hacer… todo sea… hay que sacrificarse un poco para hacer deporte.

Contame, ¿y te gusta mirar deporte a vos?

¿Sos fanática de algún deporte?

Vos sabes que me gusta mirar fútbol.

Ah, mira.

Si.

¿Ah, si?

¿Mujer futbolista sos?

Si, más ó menos.

Este… mi hermano mira mucho fútbol, y al final, era la única televisión, entonces me ponía a mirar con él, y al final me enganché, la verdad.

¿Cuál, tu hermano Waldemar?

Si, Waldemar, por que a Humberto le gusta mucho más el básquetbol.

¿Ah, si?

¿Le gusta el básquet a Humberto?

Si, jugó un tiempo, después… este… tuvo un problema en la rodilla… y tuvo que dejar, si, estuvo bastante complicado.

Ah, a mí, no sé, me gusta mucho el básquetbol… este…

A mí nunca me llamó la atención, ¿sabes?

Ah, mira.

Voy a ver si lo llamo un día a Humberto para ir a ver un partido.

¿Sabes si él va a ver partidos de básquetbol?

Si, y llámalo por que se va a quedar fascinado, por que siempre quiere ir, pero no encuentra con quién, por que Waldemar y yo somos… este… más…

Si, son futboleros.

… futboleros, entonces, nunca… nunca tiene con quién ir y le aburre un poco ir solo.

Mira, yo por lo menos una vez por semana voy con… con Rodolfo… vamos a ver… a ver básquetbol, y después salimos a comer… algo.

Si, llámalo que le va a encantar.

Si, ya debe estar grande Humberto, ¿no?

hace años que no lo veo.

¿Cuánto… qué tiene… como… veinte, veinte años ya?

Veintiuno tiene, cumplió ahora el mes pasado.

Veintiuno, qué grande.

Parece… parece mentira…

Si, la verdad, y che, ¿y cuándo… y cuándo dejó… cuándo se lesionó, hace poco?

Hace dos años y medio.

¿Hace dos años y medio?

Si, lo operaron y todo, y…

¿Y no pudo volver a jugar?

No, no, por que es probable que se lesione de vuelta, y fue una lesión complicada.

¿Y qué?

¿Y no puede hacer… no puede practicar ningún deporte entonces?

No, o sea… donde tenga que usar las… las piernas, ¿no?

Claro, si, si, si, si, si.

Este… está yendo también a hacer natación, pero…

Ah, está…

… lo de él es lo del básquetbol.

¿Va contigo a hacer natación?

No, no, por que él está trabajando en ese horario.

Ah, mira.

¿Y en qué está trabajando Humberto?

Está de cadete en una empresa.

Mira qué bien.

Si, bárbaro.

Está bastante contento, si.

Si.

Che, decile, decile a Humberto que… que cuando se canse de ese trabajo, lo que sea, que me llame, y yo le consigo un puesto en la empresa…

¡Ah, bárbaro!

… si, hay vacantes, hay vacantes en pila…

Buenísimo, buenísimo, por que a él siempre le interesó eso.

Este… si, claro, y bueno, después lo… lo… agarramos para jugar al squash.

Claro, si, por supuesto.

Que juegue suave, ¿no?

Suave.

… cosa de no volverse a lastimar la rodilla, pero…

Claro.

Y llamalo para ir al básquetbol.

Si, lo voy a llamar, lo voy a llamar, mañana seguramente vayamos con…

Ah, llamalo, llamalo.

… con Rodolfo, voy a ver si lo llamo, si, si, si, se va a poner contento.

Vos por las dudas, decile que no haga planes para mañana.

No, sabes que creo que tenía pensado ir al partido, así que…

Ah, bueno, mejor, mejor, mejor.

… arreglan y…

Mejor, perfecto.

Buenísimo.

Este… bueno, Patricia, me tengo que ir, que tengo el… el partido de squash.

Bueno, dale, dale, andá entonces.

Bueno.

Que pases muy bien.

Dale, saludos a Waldemar…

Gracias.

… y a toda la familia.

Bárbaro, muchas gracias.

Bueno, nos vemos.

Chao.

Chao.

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s