Guillermo & Mariano – Anxiety Problems

Study this episode and any others from the LingQ English Podcast on LingQ! Check it out.

Guillermo and Mariano – Anxiety Problems Guillermo and Mariano talk about life’s problems and dealing with anxiety. Guillermo y Mariano hablando acerca de la ansiedad. Conversación en la que Guillermo y Mariano hablan acerca de sus problemas de nervios y ansiedad, y de cómo afrontar la vida.

¿Qué tal, Mariano?

Buen día.

Te veo como medio preocupado hoy.

¿Cómo te va, Guille?

Si, sabés que ando… ando nervioso, ansioso, no sé qué me pasa.

No me digas, che.

No sé que me pasa, me como las uñas, tengo todos los dedos destruidos de morder, de morderme las yemas de los dedos, las uñas, mirá cómo tengo las manos…

¡Uh!

… a la miseria.

Evidentemente estás con algún problema.

¿Qué es lo que pasa?

Si, me parece que… vengo pensando, ¿no?

dentro de una semana tengo una competencia, por que yo colecciono latitas… latitas de cerveza importadas…

Si.

… de todo tipo de marcas de cerveza que acá no se consiguen, y hay una competencia, y creo que puedo estar peleando los primeros puestos, que tengo una cantidad de latas…

¿Una competencia a nivel nacional ó internacional?

No, por ahora nacional.

El ganador de esta instancia pasa a la competencia internacional que se va a llevar a cabo en Curaçao, en el Caribe.

Ahí aparece gente de todo el mundo que tiene distintas latas… de cerveza más que nada, por que las gaseosas son un poco menos competitivas…

Claro, claro.

… y… y bueno, ahí… ahí… pero todavía falta para eso… todavía ni siquiera… ni siquiera competí el nacional, así que… estoy muy nervioso, esto es dentro de una semana, es el martes que viene, y me vengo comiendo las uñas de los nervios, terrible.

Siempre que tengo algún desafío, yo soy un tipo muy nervioso, muy ansioso, no puedo estar tranquilo, envidio a la gente que se mantiene en paz, que siempre está tranquila, que nunca está ansiosa, que la ves que irradia paz.

Envidio a esa gente, me gustaría ser así.

Vos tampo… vos sos un chavo bastante nervioso también, ¿no?

Si, si, si, yo te puedo llegar a entender eso, por que… a mi me cuesta estar en paz conmigo mismo, haber… yo no soy de ese tipo de personas que se sientan en un café a leer el periódico, a contemplar la gente que pasa caminando, yo siempre estoy como preocupado por algo, y siempre estoy pensando en hacer algo, y siempre siento que hay algo que voy a perder de vista y voy a tener algún error, ya sea con mi trabajo ó con mis preocupaciones…

Lo terminás provocando después el error.

Claro, claro, claro, yo creo que esa es una carga de miedo, de inseguridad, ¿no?

que está en cada uno, y bueno, hay personas que son más seguras, entonces, no tienen tanto miedo, y al no tener tanto miedo, viven más relajadas, más tranquilas, confiando en lo que hacen, confiando en lo que son.

A mi me cuesta dormir bastante, cuando más grande me pongo, más me cuesta dormir, más me cuesta contemplar ciertas cosas que son para disfrutar, ya sea mirar una película, escuchar música, ¿no?

como que siempre estoy…

Claro.

… preocupado por algo, y cuando no tengo una preocupación, yo creo que la invento en definitiva.

Y siempre…

… pensar en una preocupación.

Claro.

Entro a ver qué variables pueden estar en juego, de las cosas de mi vida, entonces, hago especulaciones, conjeturas, de cosas que en definitiva después nunca pasan, ¿no?

Claro.

… pero bueno, es un poco la mente y la personalidad de cada uno.

Uno tiene que saber llevarlo, y para eso tiene que encontrar una disciplina en la que uno se pueda relajar, ya sea… hacer algún deporte, leer un libro, ¿viste?

uno tiene que encontrar esa relajación.

A mi me pasó que el año pasado hice yoga, ¿viste?

e iba tres veces por semana con una muy buena profesora de yoga y… me enseñó a respirar, me enseñó a cerrar los ojos y a mantener la mente en blanco, y yo te digo que eso me mantenía un poco mejor, estaba más equilibrado, estaba de alguna manera en armonía.

La cabeza, o sea, la mente, con mi cuerpo, ¿no?

Claro.

A mi me gustaría hacer yoga, lo que pasa es que nunca lo hice, y alguna vez vi gente haciendo yoga, y como que se revuelcan por el piso, hacen movimientos de expresión corporal que me daría un poco de vergüenza, a mi, tendría que poder superarlo, pero me… no me veo haciendo eso…

Claro.

… no me veo tirándome en el piso, moviendo los brazos, agarrándome… abrazándome de las piernas… creo que me daría risa, por que soy un tipo que se ríe muy fácil, tengo la risa muy fácil yo, y me daría mucha vergüenza empezar a reírme en una clase donde están todos concentrados, todos serios, y yo sería el único que se está riendo a carcajadas y le arruino la clase a todos.

Bueno, hay diferentes maneras de hacer yoga ¿no?

Eso depende de la escuela de yoga y depende del profesor ó profesora.

Hay maestros que tienden más a la yoga física, en donde se tiende a hacer una gimnasia del cuerpo, y hay otros profesores que tienden a trabajar más la mente, a relajar el cuerpo desde la mente.

En mi caso, elegí hacer yoga desde la mente, ¿no?

y me costó encontrar a una profesora que aplique ese tipo de gimnasia mental, por que anteriormente había ido con mi madre a otra profesora que era más referido a la gimnasia corporal y no me había enganchado, no me había enganchado definitivamente.

Así que, bueno, está en cada uno ¿no?

en encontrar el placer, la relajación, y no es fácil, no es fácil, no es fácil, yo creo que vos en este momento estás necesitando esa disciplina para tu cuerpo, para tu mente…

Yo hago algunas disciplinas que… que me relajan.

A la mañana voy al gimnasio, hago bastante ejercicio, como que descargo mucha energía que tengo acumulada, y que… en el gimnasio como que canalizo, ¿no?

Claro.

Y a la noche cuando vuelvo de trabajar, me pongo a practicar batería, a tocar la batería que es lo que me gusta mucho.

El problema es que eso no me tranquiliza el resto del día.

Yo me siento relajado mientras hago eso…

Claro, claro.

… voy al gimnasio, toco la batería.

El resto del día me siento un poquito más relajado, pero sigo siendo el mismo tipo ansioso, nervioso de siempre…

Claro.

… y bueno, no encuentro una actividad que me deje todo el día en armonía.

Claro, entiendo.

Cosa que me gustaría.

Si, si, si.

Está la manera de ser de cada uno, ¿no?

está como instaurado en esa manera de sentir las cosas.

Claro, es parte de… es como que uno viene programado así de nacimiento.

Está en la naturaleza, ¿no?

está en la esencia de nuestro ser, uno como que nace así, y después cuesta cambiar cosas que ya están radicalmente instaladas en uno, ¿me entendés?

Yo lo que te puedo decir es que es muy importante relajar el plano emocional de uno, no sólo el plano físico.

Cuando hay una descarga emocional, como por ejemplo, un llanto, una risa, si vos te fijás, te sentís más relajado.

Si, si, es verdad.

A mi me pasa de que cuando estoy muy nervioso, muy ansioso por algo, necesito, ó reírme mucho, ó llorar, y después de eso…

Lo que pasa es que está bien, pero volvemos a lo mismo, es parte de… de los extremos…

Claro.

… es decir, la idea sería poder estar relajado sin necesidad de reírse a carcajadas ó llorar…

Claro, claro, claro que si.

Pero bueno, justamente, cuesta ¿no?

llegar a ese estado de relajación permanente, de vivir en paz, cuesta, pero si uno tiene mucha fuerza de voluntad y está mentalizado, desde que se levanta, para tener esa actitud, yo creo que se puede.

¿El amor te parece que puede ser un factor tranquilizante de todo esto?

¿Contar con una persona que uno realmente quiera y esté enamorado, puede llegar a cambiarle a uno esta forma de ser?

Viste cuando uno está enamorado que durante el día se siente alegre, se siente como que hay un motivo que es… vale la pena vivir, digamos…

Te entiendo, te entiendo.

… y estar todo el día alegre, y dice: “qué bueno, cuando vuelva del trabajo voy a ver a mi amor”.

Es realmente… puede cambiar la manera de ser de uno.

El problema es que no sé cuánto dura esto…

Mira, Mariano…

… ya abrimos una discusión muchísima más extensa que no sé si corresponda profundizar, ¿no?

pero… ¿cuál es tu idea?

Claro, claro.

Mira, yo pienso que nosotros nos pasa esto por que somos personas muy sensibles, ¿no?

y como toda persona sensible puede disfrutar muchísimo ó sufrir muchísimo, como quizás otras personas que no son tan sensibles no lo pueden hacer en esos extremos en el que nosotros oscilamos.

Yo creo que cuando uno está enamorado, puede…

Ahí coincido, ¿ves?

Pasamos de la alegría a la tristeza… en pocos minutos…

Claro, puede… puede disfrutar muchísimo, puede estar en un nivel de enamoramiento que no otras personas pueden llegar, pero así también podemos sufrir lo que otras personas no sufren, ¿no?

Entonces, es bueno lograr un equilibrio, ¿no?

en esas maneras de sentir, por que si no nos pasan estas cosas, que estamos desequilibrados con nosotros mismos, pasamos del llanto a la felicidad total, y creo que el camino a seguir es tratar de nivelarse, de armonizar un poco, ¿no?

de que no sea necesario llorar para liberarse de la ansiedad ó de los miedos que sentimos.

Claro.

Pasa por la autoconfianza, ¿no?

también, saber que todo lo que está bien en la vida de uno es gracias a que uno lo logró, y que todo lo que está mal, está en manos de uno transformarlo en algo bueno, o sea, no pensar que las cosas están mal y no van a cambiar, sino que uno tiene que remangarse y cambiar el destino.

Perfecto, si, si, si, te entiendo y coincido.

Y mirá, creo que es… importante, te lo digo a modo de consejo también: para tener más autoconfianza, me he dado cuenta que es necesario cumplir objetivos con uno mismo, ¿no?

y no objetivos a tan largo plazo, sino a corto plazo, por ejemplo, uno se levanta y decir: “bueno, hoy voy a cortar el pasto de mi casa, hoy voy a pintar mi habitación.” Son objetivos que se pueden cumplir fácilmente, no estamos hablando de algo a largo plazo, y bueno, después de que uno cumple con esos objetivos ya se siente como más realizado, siente que ha hecho algo, y de esa manera vas alimentando tu autoconfianza…

Y bueno, está bueno tener objetivos a largo plazo…

Seguro que si.

… son los que realmente le dan un motivo, una continuidad a la vida de uno.

Más vale, pero a veces uno siente que no los puede alcanzar, y empieza a bajonearse, y a sentirse débil, ¿no?

Claro.

Entonces, para sentirse un poco más fuerte, es bueno día a día alimentar esa autoconfianza con objetivos cortos, para sentirse un poco más fuerte y bien plantado ante los objetivos a largo plazo y más difíciles.

Haber, Mariano, por ejemplo, ¿cuál sería tu objetivo a corto plazo respecto de tu competencia?

¿Qué tendrías que hacer hoy para sentirte tranquilo de lo que vas a jugar en esa competencia?

Bueno, tomar una por una mis mil doscientas veinte latas y lustrarlas.

La verdad que es una cantidad terrible, no sé si voy a llegar, ¿eh?

Ay, no sé si voy a llegar.

Bueno, ¿por qué no arrancas ahora?

No, no, no, no llego, Guille.

No llego, no llego a lustrar todas las latas, voy a perder.

Donde tenés esas latas están en mal estado ó están sucias, por que ya ves que están guardadas hace mucho… si no están bien, no gano, seguro que no gano.

No llego, Guille, faltan siete días y tengo mil doscientas… no llego, Guille, no participo, no participo, Guille, no, no, no…

No te pongas así.

No, no, no participo, Guille, no, no.

Yo te puedo ayudar a limpiar algunas…

No, no, no, no llego, Guille, no, no.

Chao.

Chao.

Chao.

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s