Rafael & Patricia – Vacations

Study this episode and any others from the LingQ English Podcast on LingQ! Check it out.

Rafael and Patricia talk about what they did during their summer hollidays. Aquí hablamos de qué hicimos en nuestras vacaciones.

Patricia, ¿cómo andás?

Tanto tiempo.

¿Cómo te va, Rafael?

Muy bien.

Cierto, hace mucho tiempo, ¿eh?

Si, hacía tiempo que no nos reuníamos para… para este tipo de eventos…

Es verdad.

Este… bueno… y acá, ¿cómo… cómo te ha tratado el verano?

El verano… que ya se nos termina.

Si, ya nos termina lamentablemente.

Me ha tratado muy bien, muy bien…

Te fuiste de vacaciones, me imagino.

Si, si, si, me fui… primero me fui a pasar navidad, así que ya hace bastante, me fui a la playa, a La Paloma…

Mira qué lindo.

… este… pasé un par de días nada más en familia, y después fui a pasar año nuevo también a La Paloma…

Ah, ¿así que fuiste y volviste?

Digamos…

Fui y volví, fui y volví, hice varias vueltas…

Muy bien.

… este… y ahí estuve varios días, después me fui a San Francisco, un poco más tranquilo…

¿San Francisco, Estados Unidos?

No, no, Maldonado, el pueblo, cinco días, así que…

Cerca de Piriápolis, ¿verdad?

Ahí está, cerquita, y bueno, muy tranquilo ahí.

Bueno, así que podemos decir que te la pasaste mal…

Si, bastante, la verdad que… feo…

Este… qué horrible, ¿no?

Espantoso…

Qué horrible.

Y bueno, después volví a La Paloma… este… un par de días más.

Ah, pero… entonces fueron unas vacaciones bastante larguitas.

Rendidoras, podría decir.

Rendidoras.

¿Y vos qué hiciste?

Yo me fui a pasar fin de año y los primeros días de enero… me fui desde el 28 de Diciembre a un balneario que se llama Aguas Dulces…

Ah, en Rocha.

En Rocha, sí, este… muy tranquilo, muy tranquilo, muy linda playa…

Te fuiste más lejos que yo.

… si, vos sabes que me llamó la atención que… claro, yo me fui los últimos días de diciembre y hasta el siete de enero, creo, y los últimos días de diciembre no había nadie, estaba divino el… lugar…

Claro.

… era como una playa privada, eso era espectacular.

Y ya después del primero… este… llenito de gente, que no se puede ni caminar, gente de todos lados, ¿podés creer que… que vi… sabes lo que vi?

Que me llamó muchísimo la atención…

¿Qué?

O sea, vamos a situarnos, ¿no?

Rocha es un pueblito chico…

Chiquito.

… realmente chico, ¿no?

este… en extensión y en área, digamos, ¿no?

y en ese… en ese pueblito tan chiquito, que tiene una calle principal, digamos, y el resto como que no hay gente, este… vi dos veces en distintos momentos dos camionetas distintas con matrícula boliviana…

¿En verdad?

… lo que me da… lo que me da a pensar de que… dos bolivianos distintos vinieron manejando desde Bolivia hasta Uruguay…

Si, si.

… que para mí es como un poco lejos.

Es un trecho, ¿no?

Y este… por que fijate que tienen que atravesar todo el norte argentino… este… o no sé, parte de Brasil y Paraguay, no sé, no tengo ni idea de cómo…

Si, si, es un tramo.

… pero o sea, es lejos, lejos, lejos, me llamó mucho la atención eso…

Mira, nunca…

… después vi… vi montones de europeos…

Si, había muchos.

Este… se está… se está “europeizando” esto con… con esto de la crisis mundial…

Si, si, si, si, si…

… este… se… se…

Se vienen todos para acá.

No, se ve que le sale la nota, ¿no?

evidentemente les sale muy barato, ¿no?

este… comer afuera en un restaurante por… capaz… diez euros…

Si, claro.

… y llegar… comer bien, ¿no?

quedar bien satisfecho, me parece que es muy barato eso.

Si, yo la verdad que vi también muchos… mucha gente hablando inglés…

Si.

… mucha gente del norte de Europa vi también…

Si, si.

… este… y bueno, como siempre, argentinos y brasileros…

Si.

… de todo.

Bueno, otra cosa muy divertida que vi en Aguas Dulces… este… veía en la casa donde me quedaba, había una tele chiquita, ¿no?

con… con cable, que tenía el canal local, digamos…

Si.

… este… el canal de… de La Paloma, y un programa… este… de esos, un programa de esos de verano, ¿no?

Si, si.

… con notas en la playa, notas… divertidas entre comillas, ¿no?

este… bueno, estaba… era todo una cosa muy… muy bizarra, el tipo… del que entrevistaba, entrevistaba… usaba un micrófono de computadora, este… estaba…

Casero, digamos.

… de panta… claro, si, si, era como si… si yo me pusiera a hacer un programa de televisión, ¿no?

Claro.

Y bueno, estaba entrevistando gente en la playa Punta del Diablo… está ahí…

Ahí cerca.

Cerquita, cincuenta kilómetros de donde estaba yo, y en una de esas, entrevista a una pareja de alemanes…

Mira.

… que hablaban español los alemanes…

Nadie sabe por qué.

No importa, no viene al caso, la cuestión es que el tipo en una le pregunta: “¿qué… cómo son estas playas de acá de Uruguay comparadas con las playas de Alemania?” Este… no, no, Alemania…

Si, si, si.

… como encallado… encallado como en la mitad de Europa con…

Si, si.

… sin…

Nada.

… ninguna… sin ninguna costa, océano ni nada, ¿no?

el tipo, claro, lo miró, se rió y le dijo: “no, no hay playas” este… y…

Muy interesante, casero de verdad.

Casero de verdad, si, si, si, con cero edición, ¿no?

Qué triste.

… una cosa tristísima.

Y bueno, comí mucho pescado…

Qué rico.

… mucho pescado comí…

Si.

Yo me dediqué a comer mucho mar…

Much… si, si…

Mucho…

Mucho océano, mucho océano… mucho buñuelo de algas…

Mucho buñuelo, y comí los más ricos que…

¿Si?

… creo que he comido en mi vida.

¿Ah, si?

En un… un restorán que hay… este… sobre la playa, ahí en La Paloma, sobre la playa de los botes, que está llena de botes, de pescadores…

Claro.

… este… con lo cual es todo fresco, ¿no?

Claro, si, si.

Y bueno, pedimos una picada con buñuelos de algas, rabas, de todo un poco, miniatura de pescado…

Qué rico, qué rico, son esas cosas que se comen en verano, ¿no?

Solamente.

Yo… en invierno creo que nunca como rabas ni… ni…

Yo he empezado a comer, he empezado a comer en estos… este… en estos lugares que venden congelado, ¿viste?

que hay de todo…

Pero incluso si vas… si vas a… al portito acá…

Ah, si, también…

… este… te venden…

Si, si.

… te venden donde están las pescaderías, lo venden fresco y es muy barato.

Si, es verdad.

Este… pero como que uno no come en invierno esas cosas, no sé, pero por lo menos a mí me pasa eso…

Si, no, se come más en verano.

Después comimos también… un día hicimos unos pescados a la plancha…

¡Oh!

… con unas empanadas, mucho limón…

Muy bien.

… y una entrada de camarones fritos…

Uh, qué rico los camarones.

… en aceite con ajo y perejil…

Qué rico, qué rico.

… espectacular.

Qué rico.

Yo hice… un día hice… allá en Aguas Dulces compré pez espada…

Yo nunca comí creo…

Yo tampoco nunca había comido, en realidad, era lo que había en la pescadería…

Bien.

Este…

¿Y cómo lo hiciste?

Lo hice a la parrilla, a la parrilla, y también, con mucho limón, ajo y perejil…

¿Y?

Y ¡pa!

espectacular, altamente recomendable…

¿Y qué, cómo es?

Es… Es como… ¿viste… viste el atún?

que viene en… en… como en rodajas…

Si, en rodajas, si, si.

… bueno, igual viene en rodajas grandes…

Ah, mira.

… mira, lo pones ahí arriba de la parrilla…

Será que es de los pescados consistentes.

Si, si, si, si, si, pero súper gustoso, desde acá yo le recomiendo a todo el mundo que… que coma pez espada a la parrilla que es excelente, es excelente…

Bien, lo voy a probar.

Probalo, probalo, que es excelente.

¿Viste que siempre… siempre que empezamos a hablar de cosas, también nos sale la comida?

Si, si, es un tema recurrente.

Este… yo… a mí me gustaría decir que no somos gordos.

Si, no, no, tenemos un peso…

Tenemos un peso normal, no… no…

De normal hacia abajo, diría…

Si, si, si, es extraño, pero no somos gordos, pero…

Pero qué rico que comemos.

Si, si, si, siempre terminamos hablando de comida, es un problema.

Para cambiar de tema, así como para no seguir hablando de comida, te cuento una cosa, una cosa rarísima también…

¿Qué te pasó?

… que fue… se me achicharraron los pies…

¿Los pies?

Los pies, si… este…

¿En el empeine?

Si, en el empeine, el pie, exacto, en la parte que la zapatilla me cubre…

Claro.

… este… me achicharré…

Y la parte donde uno jamás podría broncearse…

Exacto, exacto, este… me achicharré ahí, y después me hice otro… otro… el sol estaba muy, muy, muy bravo…

Está bravísimo.

Está muy bravo el sol, pero me hice… también en la espalda, ¿viste que hay un pedazo de espalda que no llegás con las manos…

Si, si, si.

… a ponerte bronceador?

De los hombros para abajo.

Ahí, de la mitad de la espalda para arriba.

Ahí está, exacto.

Y me… no sé, el pedazo ese que no me puse, me quedó una mancha que parecía el mapa de Australia.

¿El mapa de Australia?

Si, si, si, si.

Buen bronceado.

Si, si, este…

El tema es que la espalda te lo tiene que poner alguien…

Te lo tiene que poner alguien.

… si, nosotras las mujeres siempre llegamos hasta la tirita del bikini…

Claro, claro, ahí…

… es esa fran…

… ese pedazo de la tirita de arriba que no…

Exacto, exacto, uno no llega ni de casualidad.

No, no llega, no llega.

Y hay otra cosa que… que… que yo quiero decir de las películas sobre todo, que es mentira, para mí es mentira que el tema ese de que alguien te ponga bronceador puede llegar a ser sexy…

No, no.

… a mi… a mi me resulta que es mentira…

No, no, el bronceador no… no puede ser sexy…

… y mucho más… mucho menos sexy es ponerle bronceador a alguien.

No, no, no, de ninguna manera.

El bronceador es…

Desagradable.

… es desagradable, cuando yo lo miro, te deja las manos todas como engrasadas…

Es pegajoso.

… que… que no sale después con el agua.

El aceite es peor.

Es peor, es peor.

Supuestamente, según el mito de las películas, es mucho más sexy, mucho más sensual.

Es mucho más asqueroso…

Es mucho más asqueroso… este…

Si, ahí está, y brilla…

Y no sale, no sale…

No, no, de ninguna manera…

Uno se lava las manos, y no eso sale…

No sale, y sales del agua, y sales con el agua que no le mojó…

Claro, es como que va resbalando…

Ahí está…

Va todo resbalando en el cuerpo.

Me gusta que estemos de acuerdo.

Este… y bueno, el mismo indicio, pero bueno, yo supongo que en el próximo podcast seguiremos hablando del tema de las vacaciones, ¿verdad?

Si, si, hay mucho más para hablar…

Hay mucho más para hablar, de veras…

… las vacaciones fueron largas.

Fueron largas…

Así que nos vemos en la próxima.

Nos vemos en la próxima.

Dale.

Chao, chao.

Chao.

Leave a Comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s