#2: Mi hijo no quiere aprender mi propio idioma [1]

Nuestro moderador Martín conversa hoy con Rebeca Imberg, una apasionada lingüista de Costa Rica. Rebeca vive actualmente en Alemania y se dedica a ayudar a familias bilingües.

Bienvenidos a un nuevo episodio de este podcast en español.

El día de hoy tenemos una gran invitada, ella es Rebeca.

Rebeca es de Costa Rica, habla español por supuesto.

Es nativa en español, pero habla También Inglés, alemán.

Y ella es lingüista de profesión

y se dedica a ayudar a familias bilingües.

El día de hoy vamos a discutir sobre los principales problemas

que tienen los niños y las familias bilingüales para la adquisición de ambos idiomas

o quizás familias trilingües también.

Antes de empezar no se olviden de dejarnos un comentario,

una suscripción, un like quizás en Spotify, en Google Podcast, en YouTube, iTunes,

dónde nos estes escuchando.

No olvides que en la descripción voy a dejar el enlace a link.

Link es la plataforma, el app que yo uso, mi app preferida para aprender idiomas.

En link uno puede encontrar todo tipo de contenidos para distintos niveles

y llevar un conteo, una estadística exacta del vocabulario y todas palabras que uno va aprendiendo.

Bienvenida Rebeca. Yo ya te presenté, por si acaso, en la introducción de este vídeo.

He contado que eres de Costa Rica, que vives en Alemania, que nos conocemos

y que además eres lingüista especializada en niños, o en todo caso, en familias ¿no?

Y pues, para ahorrarnos la presentación, a menos que haya algo que añadir, no sé.

¡Familias bilingües! Es lo único. Familias bilingües.

¿español – alemán? ¿O ves también en casos de español – inglés?

Me da igual qué lenguas.Tengo de todo tipo sí, sí. Porque la teoría aplica.

¿Pero atiendes en español? atiendo en español inglés y alemán.

Okey, wow. Quiero ir de frente al grano, y quiero saber cuáles son los principales

problemas con los que aparecen tus clientes, o las personas que te buscan.

Me imagino que son todos padres de familia que tienen problemas en casa

para que sus hijos hablen una u otra lengua.

¿Cuáles son los problemas típicos con los que vienen a ti?

Sí,bueno… lo primero que yo podría nombrar es

muchos que vienen con un temor de sí están haciendo las cosas bien,

si los niños se van a confundir. Porque a veces son familias

que tienen hasta tres lenguas. Por ejemplo, que mamá habla una lengua,

papá habla otra y entre ellos hablan inglés.

A veces es un caso muy frecuente, entonces tienen muchos temores de

que los niños lleguen a confundirse o a veces, que algunos profesionales

del área de la logopedia o, por ejemplo personas de kindergarten o algo así

les dicen: “Bueno es que el niño no está todavía tan bien desarrollado en esta lengua”

y deberían dejar de hablar entonces esa otra lengua familiar en casa.

Entonces estas son una de las situaciones más típicas con las que vienen a mí.

La otra más o muy muy común es “Yo he hablado con mi hijo o mi hija

durante todo el tiempo español, o mi lengua materna, pero solo me responde

en la lengua local, en la lengua del país donde vivimos”

Estos son, yo creo, los dos retos más más grandes de las familias.

Y otro puede ser, lidiar con esos comentarios externos de familia, de amigos. 46 00:03:50,705 –> 00:03:56,527 Que piensan que están confundiendo a los niños con tantas lenguas.

Que en realidad se une muy bien con la número uno, vienen de la mano.

Todo esto que me cuentas es súper súper interesante y podría dar para hacer tres

capítulos creo. Pero vamos a tratar de en estos pocos minutos abordar una a una.

Yo empezaría por la segunda que has mencionado,

que me parece la que más yo también he escuchado más.

Que es, vivimos en Alemania en nuestro caso.

Puede ser en cualquier otro país. “Vivo en EEUU” “En España” no sé.

Pero mi hijo no quiere hablar mi propio idioma, el idioma de los padres.

Si no que quiere hablar solo el idioma local.

¿Por qué pasa eso? Es porque el hijo

está más en contacto con, por ejemplo, en nuestro caso vivimos en Alemania

pues tú les hablas a tus hijos español,

imagínate que viene tu hija o tus hijos y te dicen

“Mamá solamente quiero hablar en alemán”. Es más, o menos así lo que describes.

¿Por qué sucede eso? Que ya ha pasado.

Si, hay fases también, de hecho, los niños tienen fases específicas.

Pero en general eso es un problema que se enfrentan muchísimas

familias y digamos que hay una regla

a veces matemática ¿ok? imagínate que si

te pones a ver todos los contextos en que tu hijo, o nuestros hijos,

hablan alemán, contamos que en el kínder, en el supermercado escuchan alemán,

se encuentran con amigos en el parque alemán

y van donde los abuelitos, los amigos alemanes,

entonces la cantidad de input en alemán es súper grande

en comparación con la cantidad de input que tenemos, por ejemplo, nosotros como únicas fuentes.

Nosotros somos, la única fuente, muchas veces de input

y por supuesto que entonces ahi hay un desbalance en la cantidad de input. 74 00:06:07,033 –> 00:06:10,620 Pero yéndonos un poquito más allá porque los estudios dicen

“A veces no es solamente la cantidad, sino la calidad del input”

Muchas veces nosotros mismos no hemos sido constantes

a la hora de, por ejemplo, hablar nuestra lengua con nuestros niños

en todos los contextos, aún en frente de visitas, aún en frente de personas que

no entienden la lengua. Mucha gente tiende directo a cambiar

a la lengua local porque es la que todos entienden y también la manera en que

nosotros reaccionamos al uso de esa lengua dominante.

porque se llama lengua dominante porque los bilingües normalmente

tienen una lengua que dominan más

y normalmente esa es la lengua del contexto en el que viven,

del país en el que viven. Entonces si yo siempre,

cada momento dejo y dejo pasar cada vez que mi hija me hable en alemán

y yo nunca pongo como un tipo de “regla” ¿verdad?

Que yo en lugar de ella me dice una frase en alemán 89 00:07:24,000 –> 00:07:30,116 y yo sigo hablandole en español normal sin buscar estrategias, por ejemplo

que sé yo, que me dice (en alemán) “Pero quiero ir al parque”

entonces yo repetir esas frases que ella me dijo en Aleman

se la repito en español puede ser que en ese momento

exacto, puede ser que en ese momento los niños no tengan el vocabulario

o las estructuras gramaticales. Entonces si nosotros, cada vez,

lo dejamos pasar y no les damos más bien ese input en español

pues claro que los niños son muy cómodos. Ellos saben que nosotros entendemos de esa

otra lengua y ellos siguen hablándonos entonces en la lengua local.

Sí, justo se me viene un ejemplo a la cabeza o más que un ejemplo, una

reflexión que es: Yo escucho cada vez que puedo un podcast

(es uno de mis podcasts favoritos) Lo escucho para mejorar mi alemán

y porque me parece interesante que se llama “Halve cut off”

Ya, mitad papá, mitad patata que a los alemanes les dicen papas

entonces mitad papa sería la traducción

y trata sobre que son entrevistas a personalidades alemanas

a la gente conocida en Alemania pero que tiene raíces de otro país.

O sea, es decir, nacieron acá,se criaron acá, pero tienen padres de otro país, no?

Entonces como que han crecido en una mezcla de culturas.

Y es muy muy muy interesante el podcast. Hablan ahí sobre diversos temas,

pero muchos, he escuchado muchas entrevistas de ese podcast, 110 00:09:13,778 –> 00:09:18,925 mencionan muchos la misma historia que: De niños no querían hablar

el idioma de los padres porque los padres los entendían y porque

como que era más cool o más normal hablar en alemán con los amigos

e incluso entre hermanos, hablan alemán viviendo en una casa en la que se habla

en otro idioma. En español, o en inglés, o en francés o en lo que sea

y cuando llegan a grandes, es decir 18 años, 15 años, 20 años se lamentan

de porque no aprendieron o porque sus papás no insistieron

más en enseñarles la lengua de origen, ¿no?

Como ¿Por qué no me enseñaron? si ahora yo quiero viajar por Sudamérica.

Ahora yo quiero ir a conocer a mis familiares y no sé hablar

porque no me lo enseñaron ¿No? Es un poco contradictorio

porque el mismo niño que se negaba ahora lamenta

que el padre no hizo un esfuerzo verdadero y eso es muy interesante

y me pregunto si tiene que ver con algo que va más allá del input

o de la cantidad de input, que es que los padres

sepan mostrarle a los hijos la cultura, osea como la lengua

como algo realmente interesante porque, al final, si el niño no quiere hablar

es porque le parece aburrido, porque no le parece interesante, no sé.

Exacto, a estos niños o sea, es muy común que cuando

empiezan la explosión del lenguaje por ahí de los dos años, dos años y medio

es muy común entonces que ahí empezamos a ver ciertos patrones.

Si empezamos a ver ok, él está diciendo muchísimas más palabras

por ejemplo, en la lengua local. Entonces ¿Qué es lo que nosotros

como padres expatriados, responsables de la transmisión

de esta lengua, podemos hacer? Lo más importante es intentar, o sea

que esta conexión con nuestros hijos, conexión emocional,

que todo lo que nosotros hagamos con ellos, cualquier actividad,

que esté en esa lengua y que ellos empiecen a relacionar esa lengua

con cosas divertidas. Con “Esta es la lengua que se habla en mi cultura”

Hay 3 cosas que son imprescindibles para que un niño hable o desarrolle

sus dos lenguas y las hable activamente. La necesidad desde niño de hablar

O sea que él vea “ok no es sólo mamá la que habla”

hay todo un continente casi que habla esa lengua

y yo puedo comunicarme con mis primos, con mi familia,

en Perú, en Costa Rica o en cualquier parte verdad de Latinoamérica o España.

Después, la exposición a situaciones auténticas y la consistencia a través del tiempo.

Entonces si hay algo aquí en esas tres cosas, que se tambalea un poco

y que anda medio fallando es muy común entonces que se caiga en ese patrón

y que el niño vea asi “Esta lengua no es útil para mí”. 149 00:12:38,984 –> 00:12:42,803 Por eso es tan importante que nosotros intentemos conectar

con nuestros niños en esa lengua por medio de actividades en el día a día,

por ejemplo, cocinar un plato sola típicos de nuestra cultura que a veces

parece algo que es banal pero no lo es. Porque lengua es también identidad.

Lenguas son emociones, es cultura. Entonces la música, por ejemplo,

es una herramienta súper válida y súper buena para nosotros.

Introducir esa diversión. Unir la lengua con todas las cosas positivas.

Ver dónde está el interés exacto del niño. Si al niño le encanta, por ejemplo, armar legos

pues si son sólo 15 minutos que tenemos al día pues cogemos esos 15 minutos

y concentrémonos en jugar con ese niño a los legos en español o en la lengua

que nosotros estamos tratando de transmitir. Si es un niño adolescente que

“Ay ya Rebeca, yo ya perdí esa oportunidad” Ya tiene 12 o 13 años, ya no tiene interés.

Pero le encantan, por ejemplo, los videojuegos o le gustan las revistas de cómics,

este tipo de cosas entonces entremosle por ahi con la lengua ¿verdad?

Es siempre ver al niño como todo y enfocarnos en lo que ese niño disfruta.

¡Exacto, si! Hay una entrevista muy buena en Netflix

Esta en alemán. ¿No sé si conoces a este actor Daniel Poohl?

Que es como… este que sale en ‘Bastardos sin gloria’

que es mitad español, mitad alemán que sale también en “Avengers”

Y sale en “Goodbye Lenin” como estas películas así un poco antiguas

alemanas pero muy bueno. Como es el actor más conocido alemán o del

momento diría yo y este actor es cuatrilingüe ya de nacimiento.

Habla español, alemán y francés y el inglés también lo aprendió muy bien desde chico.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s